Construcción de edificios utilizando contenedores marítimos

Los contenedores marítimos se utilizan en todo el mundo para el transporte marítimo y han sido usados durante más de 60 años. Hay millones de ellos, en bastantes casos sin usarse e inutilizando importantes superficies de los puertos. En este marco, desde hace años que siguiendo criterios de sostenibilidad, reciclaje y ahorro económico, se están utilizando contenedores marítimos para construir edificios permanentes, más rápido y más barato que los edificios tradicionales.

Los contenedores marítimos son esencialmente grandes cajas de acero utilizadas para transportar mercancías en buques de carga, por todo el mundo. Estos contenedores se han producido rápidamente en masa en los últimos 50 años, ya que el mundo se ha vuelto más dependiente de bienes y servicios de otros países y continentes.

Los contenedores marítimos están hechos de acero Corten. Es un tipo de acero que tiene un alto contenido de cobre, cromo y níquel, que hace que su oxidación tenga unas características particulares, que protegen la pieza realizada con este material frente a la corrosión atmosférica, sin perder prácticamente sus características mecánicas. El elemento de aleación en el acero Corten reacciona cuando se presenta el óxido mediante la formación de una capa superficial protectora de óxido de textura fina. Este tipo de acero también se utiliza en puentes, chimeneas, torres e incluso esculturas al aire libre.

Los contenedores se fabrican en diferentes medidas que van desde 8 pies (2,4 m) hasta 53 pies (16 m) de longitud. Las longitudes más utilizadas son de 20 pies (6 m) y 40 pies (12 m). Estos contenedores están diseñados para ser enviados por todo el mundo varias veces, por lo que se construyen para que sean resistentes y de importante durabilidad.

En la misma línea, los contenedores marítimos más utilizados son las variantes denominadas HC (high cube), ya que tienen una altura exterior de 2.896 mm (2,9 m), que los hace más adecuados para transportar diversos tipos de carga. También los hace más aptos para la construcción  de edificios, al tener el techo más alto.

Algunas de las ventajas del uso de contenedores marítimos para la construcción de edificios son la siguientes:

  • Reducción de tiempo en la construcción del edificio. La magnitud de esta reducción depende de diversos factores, pero se estima que de promedio la reducción es de un 30% respecto a la construcción del edificio usando las técnicas habituales.
  • Ahorro de dinero. Este ahorro también depende de diversos factores, pero se estima de promedio que el ahorro es de un 30% respecto a la construcción del edificio usando las técnicas habituales.
  • Modularidad de la construcción. Esto permite la ampliación de la construcción con relativa facilidad, agregando más contenedores. Este factor es atractivo para empresas en fase de crecimiento.
  • Beneficio ambiental al reducir emisión de CO2. En la misma línea se aplican los conceptos de sostenibilidad y reciclaje.

Otras características a tener en cuenta son la siguientes:

  • El coste de un contenedor nuevo es más elevado que uno usado. Por contra, el contenedor usado presenta las siguientes desventajas con respecto al nuevo: desgaste del material; a los contenedores que se destinan a uso marítimo se les aplica una capa de pesticidas en su interior, por lo que si se quieren reutilizar para edificios, los contenedores deben ser tratados para eliminar esta capa, con el coste que esto representa.
  • Contenedores marítimos se pueden comprar por todo el mundo.
  • Se pueden transportar con facilidad en camión, siendo factible hacerlos llegar a los lugares de construcción.